Little Caesars

La Copa América contempla “protocolos especiales” ante ola de calor extremo en Estados Unidos

La Copa América contempla “protocolos especiales” ante ola de calor extremo en Estados Unidos

El director de operaciones del torneo, Thiago Jannuzzi, detalló que se realizarán mediciones de temperatura antes de los partidos y se podrían incluir pausas de hidratación. La ola de calor que azota a EEUU, sede de los partidos, ha elevado los termómetros hasta los 40 grados Celsius.

Pointon Law Firm

Las olas de calor extremo se han convertido en el otro gran protagonista de la Copa América. Hace unos días, el árbitro Humberto Panjoj sufrió un desmayo durante el partido entre Canadá y Perú, celebrado en la ciudad estadounidense de Kansas.

Air Plumb Heating & Cooling

El portero canadiense Maxime Crépeau se percató de la situación y corrió rápidamente a la banda para poder auxiliar al juez de línea, que se había desplomado en el césped. Panjoj estuvo entre los afectados por la ola de calor que azota actualmente gran parte de Estados Unidos. Al momento del incidente, la sensación térmica en el estadio Children’s Mercy Park de Kansas era de unos 40 grados Celsius.

“En caso de calor, nosotros hacemos mediciones de temperatura una hora antes del partido para verificar si es necesaria la parada para hidratación durante el primer y el segundo tiempo de los partidos”, dijo Jannuzzi.

Por ejemplo, en Phoenix, Arizona, donde se jugará el partido entre Colombia y Costa Rica el próximo viernes, se estiman temperaturas máximas de 43 grados Celsius a la hora del juego.

Ante este panorama, el equipo organizativo de Copa América ha pedido a quienes viajarán a las diferentes ciudades para asistir a los partidos que planeen “con anticipación” los posibles “desafíos” que pueden encontrarse debido al clima.

“Hay muchas diferencias climáticas también, entonces hay tener consideración en eso. Tenemos ciudades en el desierto de Arizona, como Phoenix o Las Vegas, mientras que hay regiones como la Florida, donde aunque también está muy caliente, también podemos encontrarnos con tormentas que pueden llegar de la nada”, comentó.

Además, hay que tener en cuenta que la costa este de EEUU está en plena temporada de huracanes, que arrancó el 1 de junio, por lo que es habitual que haya clima tropical con fuertes lluvias.

“Si hay tormenta, rayos o un clima desfavorable para la práctica del deporte que no garantice la seguridad de los jugadores, también se contempla la interrupción, la suspensión o postergación de los partidos”, avanzó Jannuzzi, aclarando que las televisoras que poseen los derechos de emisión de los encuentros son conscientes de que “puede haber este tipo de situaciones”.