Little Caesars

¿Tomar ‘azulitos’ y ‘gomichelas’ tiene un riesgo para la salud? ISSSTE alertó por este motivo

¿Tomar ‘azulitos’ y ‘gomichelas’ tiene un riesgo para la salud? ISSSTE alertó por este motivo

El ISSSTE realizó un reporte por el consumo de ‘azulitos’ y ‘gomichelas’ y los problemas de salud que genera, por lo que te compartimos un resumen de riesgos.

Entre las grandes opciones que hay para el consumo de bebidas alcohólicas, existen algunas que han ganado mayor popularidad en los últimos años. Entre estas favoritas se encuentran los ‘azulitos’ y ‘gomichelas’, que combinan ingredientes y sabores, pero ¿sabes cuáles son sus riesgos? ¿Por qué debes medir su consumo? Te contamos.

Air Plumb Heating & Cooling

Recientemente, el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (ISSSTE) alertó por cifras que apuntan a incremento de enfermedades ligadas a las bebidas antes mencionadas.

En el marco del Día Nacional de la Nutrición, que se conmemoró el pasado 28 de mayo, la jefa de la Unidad de Capacitación de la Escuela de Dietética y Nutrición (EDN) del instituto alertó que el consumo de bebidas conocidas popularmente como ‘azulitos’ y ‘gomichelas’ ha aumentado.

¿Cuáles son los riesgos de tomar ‘azulitos’ y ‘micheladas’?

El ISSSTE reveló que el tomar las preparaciones embriagantes genera al aumento de peso, así como desarrollar problemas de salud a largo plazo, como diabetes, ya que sólo una de estas preparaciones de un litro contiene aproximadamente 728 kilocalorías; en caso de beber dos, se cubre en promedio dos tercios del requerimiento diario, que es de dos mil a dos mil 500 calorías.

De acuerdo con el Informe Financiero y Actuarial del ISSSTE, en 2022 se atendió a un millón 145 mil 180 pacientes de 20 años o más por diabetes mellitus, lo que representa la prevalencia de 11.2 por ciento, es decir, aumentó 1.4 puntos porcentuales en comparación con 2021.

Por otro lado, en el caso especial del ‘azulito’, sus ingredientes también conllevan otros riesgos a partir de los efectos que presentan las bebidas energética en conjunto con el alcohol.

La Comisión Nacional Contra las Adicciones advierte que el consumo frecuente de energizantes representa riesgos a la salud, ya que:

  • Aumentan el ritmo cardiaco, pudiendo producir arritmias en personas con problemas de corazón.
  • Aumentan la presión arterial, produciendo dolores de cabeza, zumbido de oídos o sensibilidad a la luz.
  • Producen dificultad para dormir, llegando a producir insomnio.
  • Tienen un efecto diurético, ya que aumenta la producción de orina, y con ello te deshidratas más rápido.
  • Aumentan la glucosa en sangre, lo cual puede ocasionar una descompensación en personas diabéticas.

“El efecto estimulante de las bebidas energizantes se contrapone con el efecto depresor del alcohol, lo que ocasiona una falsa sensación de sobriedad y disminuye la capacidad de percibir cuanto alcohol se ha consumido, lo que aumenta el riesgo de una intoxicación alcohólica”, agrega la comisión sobre los ‘azulitos’.